El “Efecto Mozart”

El “Efecto Mozart” está referido a todos los beneficios que puedan producir a las personas al escuchar las melodías del compositor W. A. Mozart.

A partir de este fenómeno, en los Estados Unidos durante la década de los años 90, se iniciaron varias investigaciones y libros de divulgación fundamentados en el famoso “Efecto Mozart”.

Al profundizar las investigaciones sobre este efecto, se pudo concluir que los bebés son los mas beneficiados, ya que ellos, cuando están en el útero, están desarrollando su primer sentido que es el oido, tal como se explicó en artículos anteriores, tanto es así que se supone que la música de mozart los hacía mas inteligente. Estas conlcusiones fueron llevadas a cabo desde diferentes bloques, el cual pasaremos a analizar en este artículo sin ningún tipo de mordaza.

Entonces nos preguntamos: ¿El Efecto Mozart es en realidad un estimulante en el desarrollo integral del bebé? ¿Qué lo hace tan especial?

Como resultado de muchas comparaciones entre compositores, la música de Mozart fué la única que logró alcanzar resultados convincentes y satisfactorios.

El secreto esta en que algunas piezas musicales de Mozart, poseen pulsaciones por minutos de sus tonalidades y la variedad de altas de los instrumentos que en ella participan cambiando de esta manera, el estado del cerebro específicamente las zonas que tienen que ver con el hemisferio derecho, donde convergen las funciones espacio-temporales haciéndolo más receptivo.

La música de Mozart posee unas propiedades que las diferencian con respecto a la de otros compositores: las melodías poseen sonidos precisos, puros, altamente armónicos y los ritmos, el timbre, la métrica, el tono, las propias melodías y las frecuencias de su música, estimulan sin duda alguna al cerebro humano, a través de la activación de nuestras neuronas.

Pero no crean que toda la música de este gran hombre produce estos efectos: según las investigaciones deducen que la que inciden con mayor impacto a nivel cognitivo es la que tiene frecuencia alta, tal es el caso de la Sonata para Dos Pianos en Re Mayor (también conocida como K448) o los Conciertos para Violín 3 y 4.

Huges y Fino, dos reconocidos investigadores estadounidenses, iniciaron unas comparativas entre un amplio rango de música que involucran tanto a Mozart, Chopin, Bach y unos 55 compositores al análisis en computadora. Obtuvieron un resultado donde coincidían en una repetición constante de ciertas ‘ondas musicales’ de tiempo a largo plazo con una media de 30 segundos, presentados específicamente en Mozart y en dos piezas de Bach.

Entre otros estudios realizados recientemente, han encontrado que en el músico y compositor griego Yanni, desarrolla el llamado estilo ‘New Age’ con características similares a determinadas composiciones de Mozart tanto en ritmo y melodía y que también ha demostrado algunos efectos similares sobre las habilidades espacio-temporales de quienes la escuchan.

Una vez analizada esta primera parte de este interesante artículo, se podrá deducir que si la música de Mozart influye en la atención, concentración y la memoria y en el proceso del aprendizaje, nos preguntamos: ¿El efecto Mozart nos hace mas inteligentes?

Que importante reseñar este tipo de información, si quieres saber mas, te invito a que leas la siguiente y última parte sobre este tema tan interesante “Efecto Mozart”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *