Música para el Bebé

Antes de analizar si es necesario que se practique la Música para el Bebé , es imperante que sepamos que el sentido del oído, es el primero que se desarrolla en el ser humano, por tal motivo, debe ser el primero que se puede usar para estimular al bebé para dormirlo directamente desde el vientre materno.

Existen Numerosos resultados de expertos especialistas, que han estudiado este evento, en particular destacando el Doctor Don Campbell, quien es autor dde la famosa investigación que lleva como nombre “El efecto Mozart, el cual ha revelado que los infantes a quienes se le colocaba alguna música en particular mientras estaban en el vientre materno, reaccionaban después de haber nacido con gestos de alegría por medio de sonrisas al volverlas nuevamente a escucharlas.

Estas investigaciones coinciden en que la música que el recién nacido  escuchó antes de nacer, poseen un efecto de armonía en los bebés ayudándolos de esta manera a poder dormir mejor y llorar menos recordando de esta manera, su pasado vivir en desarrollo en el vientre materno.

La estimulación a través de la música después del nacimiento, establece un lazo de crecimiento integral del niño o niña, así lo afirma la musicaterapeuta autora del libro “Cómo educar a tus hijos con la música”, Pilar Carrasco, afirmando que la música “hace crecer intelectualmente y estimula la capacidad de respuesta del bebé a todas sus facultades”.

En este mismo orden de ideas, Pilar Carrasco exalta que la música para el bebé enriquece el “desarrollo afectivo y emocional y potencia su creatividad”.

No queda mas que poner en práctica esta valiosa técnica que desarrollarán en el niño o niña, capacidades y destrezas desde el primer momento que iniciemos la introducción de música especializada para ello.

En un próximo artículo le estaré comentando sobre el Efecto Mozart, que sin duda alguna, estará dando mucho que hablar.

No queda mas que despedirme sin antes darle las gracias por los correos que me envían, les responderé en la brevedad posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *